Por medio de la metodología BIM PREVEO, mejoramos el control de los procesos constructivos en nuestra Veeduría de Gestión. La metodología nos proporciona herramientas y soluciones que nos permiten visualizar la construcción virtual de nuestros proyecto con toda la información técnica específica y física de cada elemento constructivo. De esta manera podemos identificar aspectos pendientes de coordinación como cruces de tuberías, cuantificar cantidades, entre otros aspectos.

Como su acrónimo en inglés (Building Information Modeling) indica, se trata de metodologías y procedimientos de trabajo que hacen referencia a un único modelo de información del proyecto.

De esta manera se hace posible un trabajo en conjunto y colaborativo de todas las partes que conforman un proyecto de construcción (arquitectura, ingenierías, redes, acabados, proveedores, clientes, etc…) a través de una base de datos inteligente.

Todo ello, permite la optimización del tiempo y los costos, a la vez que el aumento de las ganancias durante el periodo que dura el ciclo de vida de la construcción de nuestros proyectos.

Beneficios de la metodología BIM

Ahorro y eficiencia

El BIM favorece el ajuste y la optimización de los costos. Por medio de la estimación[JMDH1] de las cantidades para presupuesto, ya sea a nivel de diseño o en cada una de sus etapas de coordinación y construcción.

Realidad virtual y visualización 3D

La construcción virtual de un edificio en tres dimensiones supone que la visualización en tiempo real informe de los posibles errores antes de que estos se cometan en la construcción física.

Transparencia

El hecho de que todos los agentes de un proyecto arquitectónico puedan consultar en tiempo real toda la información relativa al trabajo genera, a su vez, una mayor precisión en los datos. Además, cabe destacar la comunicación bidireccional que esto supone en todos los aspectos.